MI PROPUESTA

La vida es alucinante.

Y alucinante es lo poco que la valoramos.

Nadie salta, nadie sonríe, nadie vibra por el simple hecho de estar vivo.

Nadie aprecia que “es”, y “ser” es el mayor regalo, un milagro desperdiciado a base de sufrimiento.

Pasamos nuestra vida persiguiendo sueños que nos den la felicidad, y corremos como locos detrás de ellos para llegar a un futuro que diluya nuestros problemas del presente.

Mi propuesta es la autorrealización. No tienes que cambiar nada, solo comprender.

Obsérvate, acéptate, muéstrate. Deja que te ayude a vaciar tu mochila, y con menos peso, verás como todo se calma y disfrutas del camino, en vez de convertir tu vida en una persecución sin sentido.